Construcción modular: ¿cuáles son los beneficios de esta tendencia para el sector?

En la construcción civil, cuando hablamos de optimizar las operaciones, aumentar los estándares de seguridad y agregar más calidad a los proyectos, el concepto de construcción modular se ha vuelto cada vez más popular y recurrente entre los inversores.

Según la encuesta internacional del mercado de la construcción, este tipo de edificio será un 6% más común en todo el mundo hasta el 2022.

A continuación, comprenderás el concepto utilizado en una casa modular, sus diferencias con los edificios tradicionales, los principales beneficios y cómo las herramientas de modelado de información están contribuyendo a los avances del sector.

¿Qué es la construcción modular y cómo funciona?

Como su nombre lo indica, el proceso de construcción modular se lleva a cabo a través de módulos individuales, que se fabrican en líneas de montaje estandarizadas y solo se ensamblan en el lugar de la construcción.

La fabricación, beneficiándose del control de plazos garantizados en el entorno industrial, puede realizarse a partir de materias primas estándar, como hormigón, acero, la propia madera, además de los nuevos materiales que marcan las tendencias de la ingeniería civil hasta 2021.

Mucho más allá del concepto de una casa modular, con esta tecnología se construyen edificios completos, así como casas de lujo, complejos residenciales, hospitales y otras grandes construcciones.

Mientras que los trabajos tradicionales se realizan en el lugar desde cero, la edificación construida en módulos puede tener operaciones simultáneas. Por ejemplo, desde el inicio del cronograma se puede producir una buena parte de las piezas, sin necesidad de esperar la preparación del terreno.

Es precisamente por esta posibilidad de reducir a la mitad el tiempo de ejecución, sumado al control total de los procesos, que hace que la inversión sea cada vez más en construcción modular.

¿Cuáles son los principales beneficios de esta técnica para el sector?

La industria 4.0 es la principal tendencia en el mercado contemporáneo, y las empresas constructoras que quieran sumar competitividad frente a los desafíos necesitan utilizar nuevas tecnologías en el campo.

En este escenario, el primer beneficio que se destaca en la construcción modular es la garantía de calidad asegurada por los estándares, prácticas y rutinas de supervisión mantenidas en un ambiente cerrado, que generalmente son más rigurosas y fácilmente controlables.

El área de Seguridad Ocupacional en sí también está optimizada en este sentido, ya que enfoques como el Estudio de Riesgos y Operabilidad se pueden emplear con mayor compromiso y la exposición a la intemperie externa se vuelve mucho menor.

Aunque coordinar equipos internos y externos simultáneamente parece un desafío al principio, las ganancias en términos de control de programación, seguridad, calidad, además de la reducción de costos, son extremadamente mayores y se superponen con cualquier problema de esta naturaleza.

Otro punto que hay que mencionar es la sostenibilidad que presenta una casa modular u otro tipo de construcción en relación a las tradicionales. Al tener total conocimiento y control sobre los recursos de un proyecto, se evita el desperdicio y solo se utiliza el mínimo necesario para que la edificación sea lo mejor posible para sus usuarios.

La alineación de la construcción modular con el concepto Green Building es evidente, ya que se beneficia de las nuevas tecnologías para la gestión de residuos y materias primas, se alinea con los estándares de las normas regulatorias y valora el mejor desempeño energético.

Por mucho que este nivel de estandarización comprometa factores, como la personalización de las obras, las ganancias en competitividad y sostenibilidad en la construcción civil son innumerables y solo tienden a crecer con las Tecnologías de la Información –como se puede ver en el siguiente ítem.

¿Cómo promueven las herramientas BIM los avances en el área?

Para que el desempeño constructivo mencionado sea posible, las instalaciones hidráulicas, mecánicas y eléctricas utilizadas en edificios comunes deben ser reemplazadas por canales en una construcción modular.

Los patrones de ajuste de estas rutas deben ser meticulosos y su adopción extremadamente rigurosa, de modo que el montaje no se vea comprometido por problemas causados en los canales de comunicación entre cables, tuberías y similares.

Tal precisión solo se garantiza a través de herramientas capaces de proporcionar una medición detallada de los componentes, y que tienen la capacidad de planificar cada pieza con precisión, a través de una vista 3D confiable.

Ante este reto, la aplicación de la tecnología BIM en proyectos de construcción es cada vez más amplia y llena de posibilidades, aportando absolutamente todos los datos para que los responsables puedan detallar las demandas de fabricación.

Actualmente, el software de gestión de obra se destaca en el mercado, proporcionando un mayor control y rentabilidad a las empresas del sector de la construcción, a través de recursos que pueden integrarse perfectamente en una casa modular u otra construcción de su tipo.

Sus funcionalidades pueden incluir la gestión colaborativa de proyectos, la transmisión de datos en tiempo real en el lugar de la construcción, la organización de la seguridad y salud ocupacional, el control de criterios de calidad, el proceso formal de entrega y recepción, además de todo el trabajo post construcción. asistencia, solicitudes de servicio y control periódico.

Fuente: MoBuss Construcción (https://www.mobussconstrucao.com.br/)

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *